Chico joven sonriendo y tomando apuntes en una libreta delante de un ordenador portatil
  • 09/09/21


Si tus estudios tienen que ver con alguna ingeniería estarás más que familiarizado con los diagramas de flujo y sabrás cómo hacer un diagrama de flujo fácil, con software básico, y cuáles son las formas geométricas a elegir para señalar cada elemento.

Pero si tus estudios no se relacionan con la ingeniería o la arquitectura, es posible que sientas un bloqueo cuando te veas en la necesidad de incluir uno o más diagramas de flujo de información en tu TFG, TFM o tesis doctoral. Que no cunda el pánico.

¿QUÉ ES UN DIAGRAMA DE FLUJO?

Un diagrama de flujo es una representación gráfica y visualmente sencilla que explica cómo se desarrolla un proceso industrial, un algoritmo o un sistema.

Aunque su nivel de detalle puede variar en función del propósito, sí debe respetarse el correcto uso de los símbolos.

Un diagrama de flujo puede mostrar cómo funciona una planta industrial al detalle o servir para explicar algo tan sencillo como la necesidad de colocar un termorregulador en un punto determinado del proceso de producción.

Como norma general, a los diagramas de flujo que se emplean para describir procesos industriales se les denomina diagrama de flujo de procesos, mientras que los diagramas de flujo de información suelen referirse a algoritmos y a procesos no tangibles.

Antes de que los equipos informáticos formasen parte de nuestro día a día los delineantes, arquitectos e ingenieros solían ser los encargados de trazar a mano los diagramas de flujo.

¿Cómo elaborar un diagrama de flujo para una tesis paso a paso?

Es evidente que hoy en día ya no es necesario hacer diagramas de flujo a mano. De hecho, tampoco resulta conveniente porque perderían definición al ser escaneados para la entrega de las copias digitales de un trabajo universitario.

Desde hace tiempo, los diagramas de flujo se realizan con software específico o con conocidos programas de ofimática, con la excepción de los que se trazan a mano durante una clase o a modo de esbozo al tomar notas mientras se llevan a cabo experimentos para un trabajo universitario (notas de laboratorio).

Pero ¿cómo crear un diagrama de flujo desde cero que sea adecuado para incluirlo en un trabajo universitario o en un proyecto?

Planificación

Es el primer paso a la hora de hacer un diagrama de flujo. Agarra lápiz y papel, una pizarra o un programa de ordenador y comienza con un diagrama de flujo sencillo, donde muchas etapas del proceso sean como una caja negra. A partir de esa especie de semilla irás añadiendo elementos, sustituyendo esas cajas negras por sus correspondientes diagramas de flujo, hasta tener el diagrama al completo.

Repasa todo el proceso en orden cronológico

Incluso en los ciclos de energía cerrados, debes respetar un orden cronológico en tu diagrama de flujo.

Revisa la simbología

Y presta especial atención a elementos como válvulas de seguridad que se suelen añadir al final. Confirma tu diagrama de flujo con un último repaso general

Incluso puedes solicitar ayuda a tu tutor o a algún compañero de confianza. Pasar por alto algún elemento es más frecuente de lo que parece hasta que no te has visto desempeñando la tarea.



Hoy en día pocas tesis doctorales, TFG o TFM carecen de al menos un diagrama de flujo, que puede ser de varios tipos en función de lo que representen. Lo importante cuando te planteas cómo hacer un diagrama de flujo no es con qué herramienta o programa, pues casi siempre tienes libertad de elección en ese aspecto, sino cómo hacerlo bien. Para ello, te aconsejamos seguir una metodología encaminada a evitar despistes fatales.