COMO PONER ANEXOS EN TFG O TFM
  • 23/04/21


Los anexos constituyen un elemento imprescindible en cualquier trabajo TFG, TFM o tesis doctoral. Son imprescindibles porque aportan contenido claro que sustenta la investigación que se ha llevado a cabo y ayudan a la comprensión lectora, tanto en el caso de los trabajos de investigación, como en los TFG que consisten solo en una tarea de documentación y recopilación de datos disponibles en textos y publicaciones.

Como sucede con cada elemento de una tesis, y en especial con los que citan fuentes o sirven de guía sobre dónde ampliar la información, los anexos deben seguir unas pautas. Si no tienes claro cómo poner los anexos en un TFG, te invitamos a leer este artículo.

¿QUÉ SON LOS ANEXOS?

Los anexos en un TFG son los materiales que ayudan en tu explicación o que sirven como soporte a los conocimientos de base de los que se parte. Los anexos de un trabajo pueden ser de diferentes tipos, y en función de ello se colocarán de una u otra manera.

La forma de ir mostrando los anexos TFG es la misma que para un TFM o para una tesis doctoral.

En cuanto a cómo hacer los anexos en un trabajo TFG, te recomendamos que vayas recopilando todo material que pudieras necesitar, de igual manera que te sugerimos ir apuntando las referencias bibliográficas de cualquier fuente consultada. Si, al repasar tu trabajo, consideras que un elemento es prescindible, bastará con eliminar su cita y su página antes de llevar tu tesis a imprimir, adaptándose a la nueva numeración tanto de los anexos como de las páginas posteriores.

CÓMO PONER ANEXOS EN UN TFG O TFM

La norma general señala que los anexos van siempre en las páginas finales de la obra, aunque si te fijas en otras tesis ya aprobadas por un tribunal, verás que existen casos en los que la usabilidad y la ayuda a la compresión son más importantes, por lo que se añaden a lo largo del texto. En cualquier caso la regla sobre cómo poner anexos en un trabajo dicta que se adjunten de la siguiente forma:

Fotografía ilustrativa o gráfico. Deben aparecer acompañando o ilustrando el texto. En el caso de gráficos para la obtención de datos, en especial si son desplegables, podrían colocarse al final de la obra, señalando in situ que existe tal material dentro de la tesis impresa.

Infografías. Se puede trabajar como con las fotografías si pensamos en cómo poner anexos en un trabajo universitario.

Glosario de términos de vocabulario especializado. Este se presentará siempre en orden alfabético, indicando entre paréntesis cuáles son las páginas del trabajo en las que se ha empleado cada término de manera que la comprensión del texto resulta imposible sin tener claro el concepto. Por lo general, la primera de estas páginas enumeradas entre paréntesis recogerá una definición del término o una referencia a la misma.

Todos los demás tipos de anexos. Se reserva la parte final del TFG para su colocación, disponiendo cada uno de ellos en páginas separadas. De nuevo, se indicará en el texto la existencia de información adicional mediante el uso de paréntesis o subíndices.

¿Qué otros materiales pueden ser anexos y qué normas adicionales deben cumplir algunos?

- Cartografías.

- Encuestas.

- Entrevistas.

- Otros documentos gráficos.

Las imágenes, mapas, gráficos o infografías utilizadas deben mostrarse en el mismo orden en que aparecen en la obra. Para ello, se van numerando cuando se necesita recurrir a ellas, en formas como "figura 1", "gráfico 2.A" (se puede incluir el nombre si lo tiene, por ejemplo si hablamos de un diagrama higroscópico).

Los anexos deben respetar las reglas de maquetación aplicadas en todo el TFG: tipografía, interlineado, márgenes, etcétera.

Como expertos en imprimir tesis de todo tipo y materias, te podemos asegurar que no existe un trabajo universitario TFG o TFM que no requiera de algún anexo, además del glosario.

Recuerda que, en función de qué material lo constituye y de su tamaño, pueden permitirse alteraciones en la norma general que señala cómo poner los anexos en un TFG. Respecto al cómo hacer los anexos, te recomendamos proceder como con las referencias bibliográficas: con mucha antelación previa, anotando todo aunque luego descartes algunos materiales.