CÓMO ENFOCAR CONCLUSIONES TFM
  • 03/08/20


Las conclusiones de tu TFM o Trabajo Final de Máster son la parte más importante del trabajo: en ellas no solo se condensará o resumirá el fruto de tu investigación, sino que en este apartado se dará respuesta a los interrogantes que motivaron tu trabajo o a los objetivos que deseabas alcanzar con el mismo.

Dada su relevancia, a continuación te damos algunos consejos sobre cómo hacer las conclusiones de tu TFM para que sean de sobresaliente y el resultado final del trabajo que mandes imprimir y encuadernar sea impecable.

QUÉ DEBEN CONTENER LAS CONCLUSIONES DE TU TFM

Las conclusiones de un TFM deben cumplir, como mínimo, los siguientes requisitos:

- Contestarán a las preguntas de las que partía tu investigación.

- Darán respuesta al problema o cuestión principal del trabajo.

- Confirmarán o refutarán las hipótesis planteadas.

- Incluirán una discusión en la que se evalúe la investigación llevada a cabo, la validez de la metodología empleada, se hablará sobre los posibles resultados y sus consecuencias y, en su caso, se sugerirán temas para posteriores investigaciones adicionales.

- Emplearán los tiempos verbales correctos, debiendo ser el presente, el pretérito o el pretérito imperfecto, y jamás se redactarán en primera persona del singular.

- No contendrán interpretaciones de ningún supuesto ni ejemplos, ni tampoco aportarán información nueva o no pertinente.



CONSEJOS PARA REDACTAR LAS CONCLUSIONES DE TU TFM

Visión de conjunto

Tu TFM ha de ser un todo, un conjunto perfecto, desde la introducción, en la cual se planteaban las premisas de la investigación hasta las conclusiones, en las que darás visibilidad a los resultados.

Cada conclusión, con su razonamiento

No basta con una enumeración de resultados obtenidos, debes explicar cómo has conseguido alcanzar cada objetivo y fundamentar qué aporta tu investigación a la materia analizada.

Busca siempre la coherencia de tu trabajo

En muchas ocasiones los tribunales que han de valorar los TFM deben evaluar muchos trabajos y muy extensos en un breve espacio de tiempo, por lo que no es de extrañar que de la introducción salten directamente a analizar las conclusiones, por lo que es fundamental que ambos puntos estén perfectamente conectados y en sincronía.

Conecta toda la información de tu TFM

En la línea de lo anterior, la lectura de todo el trabajo debe ser fluida y sin saltos o interrupciones entre sus apartados.

Presenta los datos de forma clara y concisa

En las conclusiones no debes divagar ni argumentar, se trata de exponer de manera directa el fruto de tu trabajo.

Más vale calidad que cantidad

En la capacidad de síntesis reside la clave del éxito de tu TFM, y siempre será mejor dejar al lector con ganas de más.

Valora cada uno de los apartados de tu TFM

Debes valorar cómo cada apartado contribuye por sí mismo al resultado final.

Lo más importante: responde a todos los objetivos planteados

Unas conclusiones brillantes deben centrar bien los objetivos planteados en tu TFM y responder de forma ordenada a todos y cada uno de ellos.

Recuerda que las conclusiones de un TFM son como la portada de un libro en la medida en que serán lo primero que juzguen las personas que han de valorarlo y que servirán para formarse una impresión en torno al mismo, por lo que deben ser, sencillamente, perfectas.