Gorro de licenciado universidad sobre varios libros
  • 13/10/21


El formato de una tesis doctoral debe cumplir con las indicaciones que casi todas las universidades indican. No obstante, si tu universidad no ha dado unas instrucciones al respecto no implica que puedas hacer tu tesis con un estilo libre, como si de una obra literaria no académica se tratara.

Entonces, ¿por dónde empiezo? Nosotros te recomendamos comenzar con esta lectura y utilizar el formato de tesis de Word, personalizándolo. Guarda siempre tus documentos con la extensión .doc para mayor compatibilidad con otros programas.

¿CÓMO DEBE SER EL FORMATO DE UNA TESIS DOCTORAL?

Hablando de programas o de software, el formato de tu tesis podría compararse con el hardware de un equipo informático: hay componentes físicos (papel, portada, encuadernación) aunque también se requiere un poco de software, en este caso el contenido y la tipografía, para que todo funcione.

Verás como es más sencillo de lo que parece, en especial si utilizar Word para la elaboración de tu versión digital.

Puntos a tener en cuenta a la hora de imprimir una tesis doctoral

Tamaño del papel
Si no se especifica nada, el formato Din A4 siempre es aceptado. Algunas universidades admiten también el B5 y, con menos frecuencia, algunas variaciones.

Nosotros te aconsejamos no complicarte la vida y elegir Din A4, aunque podemos imprimir tu tesis en el tamaño y con la resolución que necesites. Siempre que no utilices Din A4, usa Word para el formato de tu tesis: cuenta con plantillas predeterminadas a las que puedes añadir modificaciones donde necesites, con lo que ahorrarás tiempo y errores por despistes.

Gramaje y encuadernación
Una tesis doctoral no es poca cosa. Por tanto, no deberías utilizar cualquier papel para su impresión, en el caso de que decidas imprimirlo tú mismo.

Nosotros te recomendamos utilizar papel blanco, sin ninguna marca, de un gramaje no inferior a 80 g/m² para toda la obra a excepción de la portada, que debería ser de unos 300 g/m² o incluso superior.
Será la encuadernación elegida la que determine cuál es el mejor grosor del papel de la portada y si puede ir recubierto o no de otros materiales. La encuadernación elegida también puede influir en el diseño de la portada, dentro de unos límites.

Cuerpo y tipo de letra
En este punto es extraño que tu universidad no publique una lista de tipografías aceptadas junto con el tamaño de la fuente en función del tipo de encabezado. Ante la duda, recuerda que Arial es una tipografía admitida incluso en publicaciones de revistas especializadas y que es mejor elegir una fuente sin serifa para el cuerpo del texto. Times New Roman es otra de las opciones más aceptadas pese a ser una fuente con reborde.

Este cuerpo deberá contener una serie de capítulos o apartados ordenados, habiendo alguno más opcional como es el caso de los agradecimientos. Esto es igual en todas las tesis doctorales, sea cual sea la universidad donde estudies.
Lo que sí puede variar de un centro a otro son los márgenes y las sangrías. De nuevo, lo habitual es que exista un documento con las indicaciones, pero de no haberlo no es mala idea confiar en las plantillas de Word para dar formato a tu tesis.

Si deseas que seamos nosotros quienes llevemos a cabo la impresión de tu tesis, bien sea con una encuadernación determinada o seleccionando entre varias en función de quién recibirá cada copia, entréganos tu original en versión digital a ser posible en formato .pdf, para evitar que se mueva cualquier párrafo, numeración o se cambien tipografías especiales.

El formato de una tesis doctoral es uno de los aspectos más sencillos de su elaboración porque suele haber un documento por todas las exigencias de tu universidad pormenorizadas y porque, de no ser así, dada la uniformidad que se suele exigir en los textos académicos, puedes utilizar las plantillas predefinidas de programas como Word.