COMO ESCRIBIR LA INTRODUCCIÓN DE UN TFG
  • 23/11/20


Ya casi has terminado tu grado y solo te queda el trabajo final o TFG, tienes claro el tema y las observaciones que has realizado, así como el tratamiento de datos, pero de repente te bloqueas con el principio: ¿cómo comenzar un TFG y cómo hacer una buena introducción?

QUÉ INFORMACIÓN DEBE CONTENER LA INTRODUCCIÓN DE UN TFG

La respuesta a cómo hacer una buena introducción de un TFG se puede resumir en lo siguiente: aportando toda la información necesaria y cuidando el estilo. Sí, hay una serie de puntos que debes tocar, pero has de hacerlo de forma dinámica, que impida que la atención de los oyentes decaiga. En la introducción de un TFG entran en juego el contenido y la forma.

En cuanto al contenido, asegúrate de que tu introducción tiene los siguientes apartados:

- Planteamiento del problema.

- Ámbito o definición concisa del tema que has investigado.

- Relevancia teórica y práctica de la investigación. Explicar por qué resulta práctico el conocimiento que aportas con tu investigación suele ser sencillo, pero no lo es tanto explicar la importancia que tiene a nivel teórico para la comunidad, en especial si hablamos de la científica.

- Estado de la cuestión. Breve recopilatorio de los artículos más importantes del momento sobre el tema que has investigado.

- Objetivos del estudio y exposición del problema. No son lo mismo, aunque lo parezcan. La exposición del problema se puede presentar con preguntas de la investigación.

- Breve descripción de la metodología de la investigación.

- Esquema del TFG. Un poco más complejo que un índice, pero sin sobrepasar un párrafo por cada punto.



¿CÓMO HACER UNA BUENA INTRODUCCIÓN EN UN TFG?

Escribe en presente

Emplea el presente simple para exponer todo lo relativo a tu investigación, excepto cuando hagas referencia a conocimientos ya aceptados, que será la base en la que apoyes tu investigación. En estos casos, debes utilizar el pretérito perfecto simple.

Longitud ideal

Sé muy conciso y no repitas información, aunque si tu presentación del TFG necesita más de una página, no te apures, no es un problema. No existe una norma aplicable a todos los casos más allá de no caer en la reiteración.

Pide consejos

Solicita a tu tutor y a gente de tu entorno con la formación académica necesaria que repasen tu introducción del TFG, para que te señalen aspectos a mejorar. También puedes fijarte en otros trabajos que ya hayan sido aprobados y traten de una temática similar a la de tu TFG, es especial si han sido defendidos ante un mismo tribunal.

A veces lo que parece sencillo es lo más complejo. Muchos estudiantes se bloquean cuando piensan en cómo hacer la introducción de un TFG porque existe cierta libertad en cuanto a la extensión, incluso en la forma. Nuestro consejo es que toques todos los puntos necesarios y emplees un lenguaje sencillo, de manera que tu presentación no sea aburrida. Intenta que sea breve, pero sin recortar por ello en información que necesitas aportar.