Manos sujetando un cuaderno sobre un escritorio con un ordenador y libros
  • 23/03/21


Cuando comienzas tu doctorado ya debes conocer los pasos para elaborar una tesis. Aunque vas a hacer muchas correcciones, más de las que puedas imaginar antes de haber terminado, necesitas comenzar bien desde el principio, pues tu objetivo no es solo obtener el aprobado del tribunal el día de la defensa, sino elaborar tu tesis con el mejor resultado posible.

Una vez definido cuál es el objetivo desde el inicio, ¿cómo iniciar una tesis? Teniendo claro cuáles son las pautas para realizar una tesis, en este caso doctoral.

PAUTAS A SEGUIR PARA REALIZAR UNA TESIS DOCTORAL

Hay una serie de pasos que te sirven para estructurar el proceso de trabajo en tu tesis. No los confundas con los apartados que debe contener una tesis doctoral, que es un tema que ya hemos tratado. Hoy vamos a centrarnos en la metodología desde el inicio de tesis.

Solicitud de acceso al doctorado

Parece obvio, pero no está de más incluirlo en los pasos para elaborar una tesis. Debes realizar esta solicitud a la universidad donde se imparte el doctorado que deseas cursar y tener en cuenta que los requisitos que te va a pedir dicha universidad pueden variar de un centro a otro.

Por tanto, nuestro consejo es que cuando estés valorando los temas de tu doctorado y los centros de estudio vayas también anotando cuáles son los requisitos exigidos por cada universidad, para evitar sorpresas de última hora que te obliguen a esperar un año en blanco.

Formación investigadora previa y mucho tiempo para dedicarle al doctorado

Una de las cosas que debes demostrar con tu tesis es que eres capaz de llevar a cabo una investigación de manera correcta. Aunque hayas cursado estudios con un alto grado de experimentalidad, no está de más que el tiempo previo al comienzo de las clases del doctorado lo inviertas en mejorar tu formación investigadora mediante un curso ofrecido por alguna universidad o, en el peor de los casos, de manera autodidacta y consultando a personas de confianza que ya hayan obtenido su título de Doctor.

Pero en este periodo previo al comienzo de las clases hay otra cosa que debes hacer y es despejar tu agenda. El doctorado requiere de mucha dedicación, por lo que debes reducir tus obligaciones.

Comprendemos que cada persona tiene sus circunstancias y hay quien puede con todo, con un trabajo, con el doctorado y con cuestiones personales, pero no es lo habitual. Intenta tener tu agenda lo más despejada posible porque pronto se va a llenar con cuestiones relativas al doctorado. Recuerda que el doctorado te va a llevar al menos dos años.

Certificado de suficiencia investigadora

Lo necesitas para pasar a la siguiente fase y lo consigues realizando diferentes trabajos de investigación para la universidad en la que curses tu doctorado. Estos trabajos estarán siempre supervisados por un tutor.

Preparación de tu tesis doctoral

Ahora sí es cuando estás en condiciones de empezar a investigar en tu tema del doctorado. Desde este momento, lo que vayas haciendo como la obtención de datos experimentales va a influir en la nota final de tu proyecto, pues hay cosas que no podrás repetir.

Recuerda ir anotando de acuerdo a la norma APA los datos de todas las fuentes de consulta que vayas a usar y de las que creas que te pueden llegar a servir en un futuro. Cuando consultes una fuente, asegúrate de que pasa el control antiplagio y, en la medida de lo posible, intenta ser tú quien investigue cada detalle, dejando las referencias bibliográficas para establecer el marco teórico o para acudir a datos que no puedes obtener con los medios que tu universidad pone a tu disposición.

Además de los apartados de una tesis doctoral, desde antes de su comienzo debes tener claras las pautas para realizar una tesis con éxito. Entre ellas se incluyen cosas obvias como tener disponible con antelación los requisitos de matriculación en el centro donde deseas cursar tu doctorado y otras menos evidentes como liberarte de obligaciones prescindibles durante al menos dos años.

También te aconsejamos ir anotando toda referencia que uses, así como los datos de aquellas que crees que podrías llegar a necesitar consultar en caso de no poder obtener un dato experimental por ti mismo. Por último, es esencial que recurras a profesionales para la impresión de tu tesis que te ayuden a que su presentación sea la adecuada.