mujer con camisa blanca sujeta bolígrafo y revisa papeles
  • 25/08/21


Plagiar en tu TFG, TFM o tesis doctoral es una práctica ilegal y muy peligrosa. A pesar de que circulan datos sobre el nivel de plagio permitido en un trabajo académico, no deberías confiarte dado que ese nivel es el 0 %.

Ahora que sabes que todo plagio, si es detectado, tiene consecuencias, queda responder a la pregunta más importante: ¿cuándo es plagio utilizar conocimientos o materiales de otros autores?

¿Qué es considerado como plagio y por qué evitarlo?

La RAE entiende como plagio la atribución de contenido ajeno sin las debidas referencias en una parte sustancial de una obra, mientras que la legislación de muchos países suele reconocer el plagio solo cuando existe un interés lucrativo. Pero en el entorno académico se entiende el plagio como hacían los físicos clásicos.

¿Qué es plagio? El hecho de secuestrar conocimiento, si nos fijamos en la etimología de la palabra. Siempre que utiliza un dato o una imagen parafraseas algo o haces referencia a una obra sin citar correctamente a sus autores, estás cometiendo un plagio.

No obstante, se comprende que puedan existir errores, por ello no todos los plagios terminan en la revocación de la titulación y con penas legales, aunque podría llegar a suceder. Por ello insistimos en la necesidad de tener claro cuándo se considera plagio en un trabajo y utilizar algún detector de plagio universitario antes de presentar tu tesis o tu TFG. Tus profesores lo harán.

¿Cuándo una tesis es plagio?

De manera resumida, existen los plagios conscientes y los inconscientes o errores. El plagio en un texto académico no tiene que ver mucho con la extensión, sino que pesan más aspectos cualitativos. Por ejemplo, un error o plagio inconsciente en el marco teórico podría ser pasable, no permitiéndose jamás en las conclusiones.

Aunque tu tesis haya sido dada por válida, si presenta algún plagio o error podría ser anulada en un futuro. Basta con que se solicite una revisión y se detecte algún plagio.

Tampoco se te ocurra pensar que si citas correctamente todas tus referencias puedes presentar una tesis basada en conocimientos ajenos. Las tesis doctorales deben sumar conocimiento nuevo al saber colectivo.

¿Cómo funciona un detector de plagio?

Debido a la ingente cantidad de contenido nuevo que se genera cada día, comprobar un plagio de manera “artesana” es tarea inviable para un humano. Pero existen programas que comparan el contenido de una tesis con las bases de datos oficiales, para comprobar si hay plagio.

Detectan el uso de material ya publicado aunque haya sido traducido y no pierdas de vista que todos los artículos científicos y las tesis doctorales, así como los TFG TFM, deben entregarse desde hace años acompañados de una copia digital, que se incorporará a esas bases de datos o repositorios.

El software antiplagio es capaz de buscar también en obras que en su momento fueron impresas solo en papel, pero son materiales de referencia. Incluso existe software capaz de leer el texto de una imagen.

La mayoría de las universidades utilizan el programa Turnitin para detectar plagios. Si tú deseas quedarte más tranquilo y comprobar si hay plagio inconsciente en tu trabajo antes de entregarlo, puede emplear otros programas gratuitos o pedirle permiso a tu tutor para que te deje utilizar el programa oficial de tu universidad antes de proceder a la impresión de tu tesis y a la entrega de las copias físicas y digitales.

Si eres estudiante universitario, o de postgrado debes tener claro cuándo es plagio un trabajo académico o un artículo que se envía para ser publicado en una revista especializada, porque existen plagios inconscientes que te pueden traer consecuencias nefastas.

La idea de realizar plagios conscientes en una TFG, un TFM o una tesis nos parece más que temeraria con la cantidad de herramientas informáticas que permiten comprobar un plagio en poco tiempo. Temeraria y merecedora de sus consecuencias. No obstante, creemos en la buena fe de la mayoría de estudiantes e investigadores y por ello te insistimos en que compruebes con un programa antiplagio tus artículos y trabajos antes de entregarlos.