Persona subrayando en un cuaderno mientras usa el ordenador
  • 23/03/21


La portada de tu TFG no es lo más importante de la obra, pero lo bien hecho, bien parece. Además hay una serie de datos que toda portada de trabajo de fin de grado debe incluir, o de lo contrario tu tesis podría ser rechazada.

Es posible que durante tus años de estudiante te hayas familiarizado con cómo hacer una portada para un trabajo de universidad, aunque si hablamos de TFG, TFM y tesis doctorales, cada una tiene unas pautas bien marcadas que deberías conocer. Aparte de los requisitos necesarios, una portada atractiva con un diseño limpio nunca está de más.

Cómo hacer una portada de TFG correctamente

En primer lugar, consulta las indicaciones de tu centro de estudio sobre la información que debe contener un TFG. Aunque hay una pauta común que suele repetirse, cada centro es libre de exigir otro formato, pero siempre lo indicará en algún documento, por lo general en la guía docente.

Sobre las fuentes, podría haber indicaciones en dicha documentación, permitiéndose solo algunas. De no ser así, elige siempre fuentes legibles y clásicas. Huye de las que imitan caligrafía manuscrita, que suelen ser menos legibles.

Qué información debe contener tu portada de TFG

- Tipo de documento. En este caso, Trabajo de Fin de Grado.

- Título de tu trabajo.

- Subtítulo solo si tu TFG lo tiene. Es decir, es un elemento prescindible.

- Estudios que cursas.

- Fecha de entrega, curso académico o convocatoria.

- Nombre completo del alumno, en general expresado como nombre + apellidos.

- Nombre completo del tutor, siguiendo siempre la misma pauta que con el nombre del autor.

Consejos para conseguir una portada de TFG atractiva

Si no tienes claro cuál es el mejor diseño para tu portada TFG, puedes fijarte en trabajos de estudiantes de cursos anteriores que hayan obtenido buenas calificaciones para tener una guía inicial, o puedes pedir asesoramiento a los profesionales que impriman tu tesis si te pones en manos de especialistas en trabajos universitarios y de postgrado.

Si eliges realizar tú mismo el diseño, puedes usar el mismo programa Word o elegir alguna alternativa para quienes no saben usar programas de diseño profesionales. Nos referimos a opciones como Canva o Stencil.

Lo importante es que tengas claro que tu portada de TFG ha de ser sobria, sin encabezados o pies de página. Tampoco debes ponerle numeración como si se tratara de una página de la obra, aunque la portada sea en realidad la página número 1. Sí, es la primera página, pero no debes numerarla.

Hay aspectos de tu TFG que te van a sobresaltar al final, o no. El diseño de la portada suele ser uno de ellos.

Asegúrate de incluir toda la información necesaria y nada más que la información requerida por tu centro (consulta la guía docente). Elige un diseño sobrio, limpio, y si tienes dudas consúltanos, pues contamos con una amplia experiencia. También puedes fijarte en trabajos de fin de grado ya publicados en tu universidad. No descuides las fuentes, consulta si hay una lista disponible y, antes la duda, elige las más usables/legibles.