Chico joven sonriendo y tomando apuntes en una libreta delante de un ordenador portatil
  • 09/09/21


No nos cansaremos nunca de repetir que, aunque un TFG suele tener menor extensión y complejidad que un TFM y, por supuesto, que una tesis doctoral, al ser para muchos su primer trabajo universitario que deberán defender ante un tribunal es normal sentirse abrumado.

Algunos profesores preparan a sus alumnos de último curso encargándoles pequeños proyectos que deben defender en el aula a modo de entrenamiento. Con estos ejercicios buscan ir introduciendo a los alumnos en la metodología de un TFG y también liberarles del posible temor a defender un proyecto el público.

Pero estos ejercicios no dejan de ser un simulacro, por lo que, tanto si estás familiarizado con ellos como si no has tenido esa suerte, te invitamos a esta lectura de un tema que es menos terrorífico de lo que pudiera parecer cuando eres completamente ajeno a la terminología de los trabajos de investigación.

¿QUÉ ES LA METODOLOGÍA EN UN TFG?

La metodología de un TFG en la educación universitaria no busca otra cosa que establecer una forma ordenada de proceder con tu sistema de trabajo para llegar con éxito a la solución del problema planteado al inicio del proyecto.

Esto que puedes considerar como un requisito más de lo que ahora es una asignatura obligatoria de tu carrera, resulta de vital importancia para aquellos estudiantes que deseen continuar formándose y también para el correcto desempeño de la vida laboral en algunos estudios determinados.

Si te vas a dedicar a la investigación, bien como un doctorando, bien estando al frente de un proyecto sufragado por una empresa pública o privada, debes tener grabado en tu mente cómo elegir los métodos, leyes, teorías y modelos que te van a permitir llegar a una conclusión y presentarla de manera correcta para ser analizada y discutida.

Tipos de metodología



En todo TFG vas a recopilar una serie de datos para pasar a evaluarlos de manera sistemática. Dependiendo de cómo sea esa evaluación se habla de tres tipos de metodologías. Veamos un ejemplo de metodología de un TFG de cada tipo:

- Metodología cualitativa. Muy frecuente en los estudios de Humanidades, muchas veces trabaja con las respuestas a entrevistas realizadas a expertos o bien con datos obtenidos de una muestra de población. La entrevista es uno de los métodos más utilizados en los TFG de Ciencias Sociales.

- Metodología cuantitativa. En este caso se procede a evaluar hechos y cifras. No es necesario pensar en estudios relacionados con la Medicina o la Ingeniería, sino que aquel famoso estudio que medía si las vacas producían más o menos leche en función de qué tipo de música sonaba es un claro ejemplo de una metodología cuantitativa. Es decir, en este campo se incluyen los estudios en los que se trabaja con datos que se adaptan a distribuciones estadísticas, pero también con respuesta del tipo todo o nada.

- Metodología mixta. En ocasiones, hay preguntas de un TFG para las que se buscan respuestas que admiten la metodología cuantitativa, mientras otras no. En estos casos cabe la posibilidad de replantear el objetivo del TFG o se puede adoptar una metodología mixta, aunque no es muy frecuente.



¿CÓMO DETECTAR LA METODOLOGÍA EN UN TFG?

En la redacción de la metodología de tu TFG debe quedar claro cómo has pasado de los interrogantes iniciales a las conclusiones. De manera general, te recomendamos trabajar con cuatro subapartados.

Participantes

Recoge las características más relevantes de los participantes que componen tu muestra de estudio en caso de trabajar con personas, o explica el sistema de muestreo elegido si, por ejemplo, vas a hablar de la calidad de las aguas de un río dependiendo de la distancia a un punto de vertido.

Instrumentos

Habla del equipo de medición en caso de trabajos de campo o de laboratorio y de encuestas y entrevistas si tu TFG está relacionado con las Ciencias Sociales.

Procedimiento

Describe el procedimiento de investigación y no te olvides de que debes solicitar permiso por escrito a cada uno de los centros con los que hayas trabajado en caso de haberlo hecho no solo con las instalaciones de tu universidad.

Análisis de datos

Cómo has analizado los datos, qué software has elegido para tal fin y cuál es la distribución estadística de los valores que has obtenido (no siempre se deben ajustar a una curva gaussiana).

Como verás, la metodología en un TFG consiste en una serie de cuestiones a tener en cuenta que pueden no aplicarse del todo bien la primera vez que te enfrentas a ello. Por este motivo, algunos profesores van acercando a sus alumnos a esta metodología en asignaturas de último curso que no son el propio TFG. En cualquier caso, si estás elaborando tu primer TFG no te olvides de solicitar revisiones a tu tutor de proyecto con periodicidad.