REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS DEL TFG
  • 20/01/21


Un TFG se compone de varias parte y cada una requiere de una atención particular. De la que menos se habla es de la revisión bibliográfica TFG porque se asume que el estudiante la va a realizar correctamente, o su trabajo podría ser considerado un plagio.

¿Cómo buscar bibliografía para TFG? En realidad no necesitas buscarla, sino que te la vas encontrando a medida que consultas obras que han sido reconocidas y contrastadas, por lo que tienes que hacer es ir anotando todas aquellas que uses, aunque sea tan solo para aportar un dato numérico.

¿POR QUÉ SON TAN IMPORTANTES LAS REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS?

Los TFG pueden limitarse a una investigación bibliográfica o tener cierto componente de laboratorio o de campo. En cualquier caso, deben aportar algo nuevo, si no es en forma de hipótesis, al menos en cuanto a una manera alternativa y más eficaz de acometer un asunto. Por ejemplo, pueden proponer un método de producción más efectivo que el actual.

Pero en el mundo académico, y en especial en las ciencias, quien asegura algo debe aportar las pruebas. En el caso de los TFG, estas pruebas suelen ser las referencias bibliográficas válidas, que explican en qué te has basado para poder llegar a las conclusiones de tu TFG o, visto de manera más lejana, qué autores reconocidos podrían avalar tu investigación, al menos en lo referente al marco teórico.

¿CUÁNTAS REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS DEBE TENER UN TFG?

Un TFG debe incluir tantas referencias bibliográficas como sean necesarias. Es obvio que no sirve citar a un par de autores, ¿qué clase de investigación sería esa?

Se estima que el número mínimo de referencias bibliográficas se sitúa en torno a 15, pero no existe un número máximo. En función del tema de un TFG y la documentación existente este número de referencias puede ser muy diferente, pues hay materias en las que existen unos pocos libros y determinados artículos que se han venido usando como referencia desde hace décadas y continúan siendo fuentes fiables y completas, mientras que en otras áreas del conocimiento y de la investigación las hipótesis que se aceptan como válidas se encuentran en constante evolución.

Por ello es muy importante que, aunque puedas recurrir a esa bibliografía aceptada como referente desde hace muchos años, también busques artículos en revistas especializadas lo más recientes posibles, para demostrar que tus referencias bibliográficas siguen siendo válidas.

¿CÓMO BUSCAR BIBLIOGRAFÍA PARA EL TFG?

Libros

En la biblioteca de tu universidad o en otras en las que se impartan materias afines, encontrarás libros que pueden servirte como punto de partida o enciclopedias especializadas donde consultar valores numéricos.

Revistas especializadas

La misma biblioteca universitaria suele disponer de ejemplares, aunque existen tantas publicaciones que lo mejor será realizar una búsqueda en cada una de las editoriales utilizando las palabras clave. Recuerda que la mayoría de publicaciones suelen aparecer en inglés.

Es probable que la consulta de estos documentos sea de pago, aunque para eso existen las becas y también hay casos en los que una universidad dispone de suscripciones o permisos para consultar varias de estas publicaciones.

Tesis doctorales que han sido aprobadas ante un tribunal

Una tesis doctoral aporta un nuevo saber, que se pone al servicio de la comunidad académica. Aunque tu TFG no trate exactamente de lo mismo que una tesis doctoral aprobada, en su bibliografía puedes encontrar títulos valiosos que puedes consultar.



Encontrar referencias bibliográficas para tu TFG es más sencillo de lo que parece, pues las vas a ir buscando a medida que las necesites. No te olvides de apuntarlas todas y recuerda que debes recogerlas conforma a la normativa APA o a la ISO 690 en la mayoría de los casos. Ten en cuenta que estas normas cambian cada ciertos años y que debes aplicar la última versión.