REDACTAR RESUMEN TFG
  • 28/08/20


Todo Trabajo de Fin de Grado (TFG) debe contar con un resumen. Una pieza que se debe incluir en la primera parte del trabajo, que sirva a modo de introducción y en el que se reflejen la metodología, los objetivos y los resultados y conclusiones a las que llega el alumno. Es por eso que, a pesar de su corta extensión, el resumen TFG es una de las partes más importantes del trabajo.

¿Qué información debe contener tu resumen de TFG?

El resumen TFG debe incluir, en primer lugar, el objetivo del trabajo y las preguntas y respuestas que tratas de responder en él. A continuación, se explica brevemente la metodología y el enfoque de estudio que se ha utilizado para la elaboración del TFG.

El siguiente paso será realizar un pequeño resumen sobre los resultados más importantes y se esboza solo un adelanto de la conclusión a la que se llega al final del trabajo. Por último, se trata de convencer al lector de la importancia de estos resultados para que continúe con la lectura del TFG.

Criterios a seguir para redactar tu resumen de TFG

La redacción del resumen TFG debe ser lo más correcta posible. Es más que recomendable que su extensión no exceda de una página (200 palabras aproximadamente) y vaya insertado entre el prólogo y el índice del trabajo. Por lo general, se redacta en tercera persona, en forma impersonal y utilizando la voz activa.

Una buena manera de empezar el resumen TFG es con la idea más importante del trabajo, pero sin repetir el título. A partir de aquí, se debe utilizar una terminología profesional. Para ello, lo mejor será redactar el resumen al final del trabajo para así tener una visión más amplia de lo que hay que incluir. Un contenido que sea coherente, claro e informativo sin dar muchos rodeos de lo que se pretende decir.

En caso de tener que entregar una versión en inglés, el resumen debe ser el mismo que el modelo en español. Hay que tener cuidado pues con los traductores automáticos.

Otros consejos de redacción

El resumen TFG debe estar escrito en presente o en pretérito perfecto y debe recoger de forma clara y concisa los conceptos más importantes que se desarrollen en el trabajo. De ahí que pueda servir, por ejemplo, para explicar qué significan los acrónimos que se han utilizado en todo el documento.

Ni que decir tiene que habrá que prestar especial atención a la ortografía y los signos de puntuación. El uso de frases cortas y párrafos nada extensos es primordial. También habría que evitar, por último, las frases y expresiones vagas de relleno, las palabras ambiguas, los superlativos y adjetivos innecesarios.



En definitiva, saber cómo hacer un resumen de un TFG es esencial para que este tenga una buena repercusión. A pesar de ocupar apenas una página del trabajo, es una pieza fundamental, ya que en ella se explica el porqué del título escogido y sirve a modo de vista previa del contenido que se va a desarrollar en las siguientes páginas.