Hombre en contraluz con un sistema planetario en la cabeza a modo de sistema neuronal
  • 22/06/21


La mayoría de los trabajos de investigación son deductivas, pero algunos funcionan al revés, aportando conocimiento general a partir de lo particular. En tales casos estamos ante una tesis inductiva y debe cumplir con una estructura determinada.

¿Todavía no has decidido el tema de tu tesis? Acompáñanos para valorar si tus inquietudes obedecen más a lo que puede aportar una tesis deductiva o una tesis inductiva.

¿Qué es una tesis inductiva?

Las tesis deductivas parten de lo particular para llegar a enunciar una ley o dar una explicación extrapolable a otros casos. Son tesis en las que realizas muchas mediciones para poder estudiar casos concretos una vez trabajes con los datos obtenidos.

Entonces, ¿qué es una tesis deductiva? Aquella en la que llegas a crear conocimiento apoyándote en teorías ya aceptadas mucho más que en la toma de medidas en un laboratorio o en el exterior.



Diferencias entre una tesis inductiva y una tesis deductiva

- La tesis deductiva parte de conocimientos generales para obtener nuevo conocimiento específico, mientras que la tesis inductiva estudia casos concretos en busca de una ley o una ecuación empírica.

- Una tesis inductiva se basa en la repetición de un experimento un número elevado de veces y nos enfrentamos a él como si desconociéramos las leyes generales de la física, la química o las matemáticas. En las tesis inductivas la idea general se presenta al final del trabajo.

Estructura inductiva y deductiva

Dado que en una tesis inductiva la teoría o la ecuación experimental son el resultado de la investigación, la estructura inductiva y deductiva difieren entre sí. Sin embargo, ambas forman parte del método científico.

- En la estructura inductiva no presentas la idea central hasta el final del trabajo, con fragmentos de información que se unen al final del texto.

- Al contrario de lo que sucede con la estructura deductiva, en la estructura inductiva se espera que el lector pueda sacar sus propias conclusiones a partir de tu trabajo.

- La estructura inductiva era predominante hasta que se dio por concluido el estudio de la física clásica, aunque sigue siendo necesaria para otras áreas de la ciencia, por ejemplo, dentro de las ingenierías, donde cuando no es posible disponer de un modelo teórico aceptable, avalado por las mediciones, se emplean ecuaciones empíricas y gráficas para poder seguir avanzando.

Como ejemplo de tesis inductiva podemos mencionar las que conducen al trazado de gráficas basadas en números adimensionales en la reología. La propia reología es fruto de la inducción a partir del llamado experimento de Newton en mecánica de fluidos.

Cuando llevas a cabo un TFG, un TFM o una tesis doctoral necesitas tener claro antes de comenzar cuál será la estructura de tu obra y el modo en que expondrás de manera ordenada tus ideas. De ello va a depender que desarrolles una tesis inductiva o una deductiva. Pese a que muchas tesis doctorales siguen una estructura deductiva, no se puede obviar el aporte al conocimiento que se ha venido logrando con los estudios inductivos.

Las tesis inductivas requieren necesariamente de mucha experimentación con toma de medidas y repeticiones de un mismo experimento, con el fin de comprender un fenómeno o lograr cuantificarlo en un rango determinado de condiciones de operación.